Artículo sobre Jorge Sacaan Riadi

Sábado 22 de Marzo de 2003

Texto, Juan Domingo Marinello Kairath

Desde mucho antes del advenimiento de los montajes digitales, Jorge Sacaan ya era un mago de los efectos visuales. Un alquimista de la luz capaz de producir peces que salen volando desde un refrigerador, como atrapar en sus fotogramas paisajes oníricos, fantasías sensuales, seres fantasmales o viajes en el tiempo.

Este antiguo especialista en Educación Física, que en los setenta cambió su exitoso puesto de entrenador de gimnasia olímpica y saltos ornamentales por una cámara, se gestó, fotográficamente, al alero del Foto Cine Club. Actualmente cumple más de treinta años de pasión por la imagen, dejando tras de sí un camino lleno de premios y logros gremiales.

Jorge Sacaan pertenece a esa notable generación que en los ochenta se agrupó en FOTOP. Ellos han constituido un extraordinario grupo en torno a la fotografía comercial aportando creatividad y técnica. Como mucho de sus colegas, Sacaan es un genuino exponente de esa amalgama entre la sensibilidad creativa y la herramienta usada con habilidad. Para él, toda expresión de arte es pericia.

Sus intentos de expresión autoral, desde hace varios años, lo han conducido hacia la realización de un trabajo consistente, que se sustenta en la idea de que la toma capturada con la cámara y posteriormente exhibida, constituye un estimulo para la evocación de imágenes que detonan el recuerdo de experiencias pasadas y que permanecen en nuestro inconsciente. En suma, Sacaan propone equivalencias visuales que deja a cargo del espectador. Sus trabajos constituyen bocetos de una memoria visual, imágenes que asociamos y que nos provocan, interactuando con nuestras propias experiencias. Fantasista de la ilusión visual, la fotografía que mostramos aquí es un buen resumen de su trabajo autoral.

Fotodato

Hasta el 13 de abril se presenta la muestra “Proceso de desnudo, mujeres chilenas” en las salas 8 y 9, segundo piso, del Museo de Arte Contemporáneo. La exhibición de la artista Paula Ubilla consta de 22 imágenes, en blanco y negro, de pobladoras de distintos sectores de Santiago, a través de las cuales la artista busca rescatar cuerpos que son socialmente discriminados.

Fuente:  www.emol.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s